CIUDAD VICTORIA FRONTERA SUR MANTE VERACRUZ VALLE DE TEXAS
MÉXICO MUNDO OPINIÓN DEPORTES SEGURIDAD ESPECTÁCULOS TECNOLOGÍA IMPRESOS ¡NO TE LO PIERDAS!



El Kiosko :

Gerardo Gómez: Adiós a Morena

Publicado el 23 de noviembre, 2012 a las 7:58 horas.    Escrito por Héctor Garcés

Cuando Gerardo Gómez Ibarra se incorporó a la precampaña presidencial de Andrés Manuel López Obrador y, en particular, al Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), los miembros de la clase política tampiqueña se sorprendieron.

¿Cómo era posible que un destacado empresario porteño se sumara a la causa de la izquierda lopezobradorista? Era difícil de creer. En esta columna, fue donde por primera vez se reveló el acercamiento del ex presidente de la Canaco de Tampico al proyecto de ‘El Peje’.

Gerardo Gómez Ibarra no era un simple hombre de negocios. Por años, fue un referente de la iniciativa privada jaiba. Además, era un destacado militante del Partido Revolucionario Institucional, con una activa participación en la vida política y con un gran número de amigos en los altos niveles del priismo.

Por si fuera poco, en dos ocasiones había sido candidato del PRI. Primero, en 2001, en busca de la diputación local por el distrito de la zona sur de Tampico, cuando perdió frente a su amiga, la panista Lucirene Alzaga Madaria. Posteriormente, fue candidato a la diputación federal en 2003. Sin embargo, volvió a toparse con la derrota, en esa ocasión con Jesús Nader Nasrallah.

Esas caídas no minaron su espíritu de participación política. Al año siguiente, apareció como candidato a síndico en la planilla priista que encabezó Fernando Azcarrága López a la alcaldía de Tampico. Las cosas fueron diferentes: conoció el triunfo y, posteriormente, realizó un buen desempeño en el Cabildo en la supervisión del manejo financiero de la administración municipal.

Hasta entonces, no había ninguna señal de que Gerardo Gómez Ibarra dejara al PRI. Sin embargo, en 2010, comentó a un círculo cercano de amigos que iba a renunciar a su militancia priista. Todos se sorprendieron. El empresario presentó su dimisión vía carta y se despidió del partido tricolor sin enojos, ni rencores.

¿Qué fue lo que sucedió? Un amigo de la adolescencia era miembro del primer equipo de Andrés Manuel López Obrador. Era el tampiqueño Adolfo Hellmund, un ingeniero egresado del Tec de Monterrey con especialidad en finanzas y que laboró en altos cargos directivos de corporativos bancarios. Este personaje fue quien invitó al ex priista a sumarse al proyecto de Morena en el sur de Tamaulipas.

Después pasó lo que todos sabemos: ‘El Peje’ perdió la elección presidencial con más de 3 millones de votos de diferencia frente a Enrique Peña Nieto, el candidato que le abrió al PRI una vez más las puertas de Los Pinos. Por más que el tabasqueño argumentó un supuesto fraude, las supuestas evidencias no sólo fueron raquíticas, sino ridículas.

Tras la derrota lopezobradorista, se confirmó lo que muchos analistas pronosticaron: ‘El Peje’ abandonaría el PRD para construir su propio partido, Morena. Entonces, Gerardo Gómez Ibarra cumplió con un compromiso: la organización del congreso estatal para elegir el comité del Movimiento de Regeneración Nacional en Tamaulipas. Ahí fue electo como dirigente Laurencio García García.

Hasta ahí llegó el compromiso de Gerardo Gómez Ibarra con Morena. A partir del pasado 26 de octubre, se puede asegurar que el empresario ya no participará en el movimiento a nivel partidista, aunque, se sabe, mantiene comunicación con Andrés Manuel López Obrador y su equipo cercano.

Todo indica que el ex priista volverá a meterse en lo suyo: la actividad empresarial, un asunto que descuidó en su intento por construir una estructura de izquierda en una región que no simpatiza con las posturas de una tercera vía, cocinada, en ocasiones, con dosis de radicalismo.

Tal vez, Gerardo Gómez Ibarra ayude en ciertas cuestiones al lopezobradorismo en el futuro. Es posible, de acuerdo con algunas fuentes, que se sume a la asociación ‘Despierta México’, la que agrupa a miembros de la comunidad empresarial que simpatizan con la izquierda. Esto es una posibilidad, pero hasta ahí, nada de militancia partidista. En otras palabras, es el adiós del empresario tampiqueño al Movimiento de Regeneración Nacional.

 

DIALOGOS PRIISTAS

Bien dicen que en política de lo que se trata es de sumar y multiplicar, todo lo contrario a restar y dividir. Ramiro Ramos Salinas, presidente estatal del PRI, lo sabe bien y por eso ha sostenido una serie de reuniones con diversos líderes y organizaciones rumbo al 2013.

En ese contexto, el dirigente priista tamaulipeco dialogó con el secretario general del Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana, Sección 37, Rubén Fonseca Reyes, en torno a la nueva reforma laboral y asuntos de la organización sindical que agrupa a los empleados de la empresa Teléfonos de México (Telmex).

 

UN ROL CENTRAL

Los nombres de Sergio Villarreal y Heriberto Florencia van a jugar un papel central en el próximo año en Tampico. Ambos empresarios se la juegan con el priismo. No los pierda de vista. El futuro los espera.